Nuestra Escuela

La Escuela Profesional de Medicina Humana de la Universidad Peruana Unión, forma profesionales con altos estándares de excelencia, con una concepción cristiana del mundo y capaz de proporcionar una atención humana competente, responsable y reflexiva en los diferentes niveles de resolución (prevención y rehabilitación), desempeñando estas acciones con una sólida vocación de servicio.

La Escuela de Medicina Humana nació un 10 de julio del año 2003 a través de la Resolución N° 0737-2012- PEeU-CU, creada como la Escuela Académico Profesional de Medicina Humana. Sin embargo, su vida académica tuvo lugar a partir del año 2012 con un total de 78 estudiantes matriculados.

Sobre el Director de la Escuela

El Dr. Roger Albornoz, especialista en anestesiología es el segundo director a cargo de la Escuela Profesional de Medicina Humana de la Universidad Peruana Unión. Fue en el año 2014 que asumió esta noble responsabilidad de conducir esta prestigiosa escuela.

Albornoz facilitó la planificación estratégica e iniciativas tales como: mejorar el desarrollo profesional y las oportunidades de tutoría para todos los miembros de la Escuela y los alumnos; promoviendo la diversidad docente; creando la Oficina de Dirección  Académica, entre otros logros.

Desarrollar médicos cirujanos íntegros, con espíritu de servicio misionero e innovadores a fin de restaurar la imagen de Dios en el ser humano.

Ser referente por la excelencia en el servicio misionero y la calidad educativa e innovadora en la Iglesia y la sociedad.

La  finalidad de la educación adventista es desarrollar la semejanza al carácter de Cristo. En consecuencia, el proceso formador otorga mayor importancia a la obtención de un carácter como el de Cristo que al tratamiento de las asignaturas, lo que hace que el ejemplo de los maestros, más que el proceso de instrucción cobre vital importancia

Objetivos Académicos

  • Formar profesionales integrales de la Medicina Humana, con calidad científica, ética, espiritual y con responsabilidad social, capaces de gestionar su formación continua.

  • Desarrollar en los estudiantes capacidades de investigación científica para contribuir a la solución de los problemas de salud.

  • Desarrollar la capacidad de pensamiento crítico y creativo en los  estudiantes integrando los principios bíblicos en sus procesos de reflexión.

  • Desarrollar acciones de Extensión Cultural y Proyección Social a través del diseño y desarrollo de programas y proyectos de servicio a la comunidad.

  • Promover un estilo de vida saludable coherente con los principios y valores cristianos que le permitan disfrutar de una mejor calidad de vida y de servicio.

  • Guiar a los estudiantes en el desarrollo de una vida íntegra basada en el conocimiento de la Biblia como Palabra de Dios y como base de los principios ético-cristianos, sociales y de servicio.

  • Desarrollar hábitos de autoaprendizaje y formación continua orientados a actualizar los conocimientos profesionales.

Bitnami